¿Cómo iniciarse en el Dirty talk? Hablemos sucio.

Todxs nos hemos encontrado alguna vez en una situación en la que amerita tener una Dirty talk, bien sea con nuestra pareja para encender la llama o con un ligue de una app a través de chat. 

Esto resulta ser una práctica aliada para encender y encenderte, hoy te daremos algunos tips para esos momentos en los que parece que nos quedaremos sin palabras, cuando te sientes nerviosx y cohibidx sobre las “qué decir y cómo decirlo” y te conviertas en el AS del Dirty talk.

De arrancada debemos decir que si eres nuevx en hablar sucio, definitivamente puede parecer un poco antinatural al principio. Y eso es normal: la primera vez que haces algo será un poco extraño. Pero antes de empezar con algunos consejos, recuerda que no es necesario hablar sucio para tener sexo caliente. Sin embargo, puede ser una excelente manera de agregar algo de variedad, aumentar el erotismo y ayudarte a tí  y a tu pareja a conectarse de una manera totalmente nueva.

Aprende cómo todo… practicando.

Al igual que con cualquier otra habilidad, el primer paso es simplemente practicar. Prueba frases cuando te estés masturbando, tomando una ducha o incluso en el automóvil (suena como una excelente manera de mantenerse ocupado durante el tráfico). No te presiones para pasar de cero a absolutamente sucio de inmediato, solo siéntete cómodx encontrando tu voz. Después de todo, quieres que la charla sucia suene como tú.

¿Los ruidos como una forma de hablar sucio? 

La respiración pesada, los gemidos, los aullidos y otros sonidos llenos de placer le dicen a tu pareja: "Guau, estoy excitado ahora mismo". Muchas personas descubren que estos ruidos eventualmente se convierten en palabras, como "sí", "mmhmm" y "más". Sí ya haces ruidos tenemos noticias para tí: ¡Ya iniciaste en el Dirty talk!

¡Hola creatividad!

Una vez que hayas comenzado a practicar tus "ruidos sexuales", puedes volverte más creativx. Cuando se trata de hablar sucio, una vía de acceso fácil es decir lo que quieres o te gusta. Por ejemplo, "tómame por detrás, bebé" o me encanta cuando me inmovilizas ". También puedes vocalizar lo que sientes en el momento, como "eso se siente tan bien" o "tu _____ se siente increíble".. o el siempre glorioso “Así, así, ahí, ahí” y cómo el olvidar el “no pares, sigue, sigue…” Todas válidas, todas calientes.

¿Qué tal un juego de roles?

Si estás luchando por saber qué decir, también puedes experimentar con los juegos de roles. Elige una situación o  escenario (masajista y clientela o profesor y alumnx son unos de nuestros favoritos) y dí algo provocativo que se ajuste a esa situación. Tip PRO:  Metete en el rol, prepara el lugar de ser posible, utiliza vestimenta o disfraz, prepara tus líneas, incluso puedes escribir  un "guión sexual" 


También podría ser beneficioso hablar con su pareja de antemano y nivelar con él acerca de dónde está hablando sucio: "Me gusta esto, pero todavía me estoy acostumbrando". Simplemente verbalizar su aprensión puede calmar sus nervios y construir más intimidad entre ustedes dos. No tenga miedo de hacer preguntas o establecer reglas básicas sobre qué tan sucio quiere ponerse, y si hay algo fuera de la mesa (tal vez esté de acuerdo con nombres específicos, pero traza la línea con palabras que ofenden / no resuenan contigo). De cualquier manera, abrirte a tu pareja al respecto generará confianza, y la confianza ayuda a la hora de probar cualquier técnica nueva.

Ensuciarse (digitalmente).

Para algunos, sextear puede ser menos intimidante que hablar sucio en la vida real. También es una forma agradable (y atractiva) de practicar.

Prueba esto: escribe tus recuerdos sexuales favoritos ("¿recuerdas la semana pasada, tú y yo, en el asiento trasero?"). O dile a tu pareja lo que quieres que te haga la próxima vez que te acuestes. No tenga miedo de ser específico, detallado y convertirlo en una historia.

También puedes intentar contarles tus fantasías sexuales. Comience con la configuración, vaya despacio y sea lo más detallado posible para crear la mejor experiencia erótica para todos.

Finalmente…  Recuerda que el propósito de hablar sucio es divertirse, sin embargo es posible que al principio se sienta un poco incómodo, así que comienza con algo “tranqui” con lo que te sientas bien y con el tiempo tendrás la oportunidad de agarrar confianza y decir todo aquello que te hace sentir sexy.



Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados